La lógica unidad valórica DC / RN – UDI

Anti derechismo y complejo anti decé.  Investigadora y Activista chilena Pro Vida Andrea Balbonín Nesvara

http://www.eldemocrata.cl/opinion/anti-derechismo-y-complejo-anti-dece/

Octubre 5, 2015

Históricamente, la Democracia Cristiana (DC) ha tenido un comportamiento denominado “Complejo anti derechista”, es decir, todo lo que provenga de la derecha chilena, por muy bueno que sea, será rechazado a priori por un solo hecho: ser ideas de la derecha. Esta “línea de pensamiento”, según consigna la historia, parte en la década de los 40, con la consigna que “peor que ser comunista es ser anticomunista” (Frei Montalva). Sabemos que la Falange, primera escisión del Partido Conservador, luego se une a otras facciones provenientes del mismo Partido de origen, hasta dar surgimiento a la Democracia Cristiana y posicionarse como gran fuerza política en el año 1958, con la candidatura presidencial de Eduardo Frei Montalva.

Esta postura política queda como nunca reflejada por las palabras emitidas por Jaime Castillo Velasco durante el gobierno del Presidente Frei Montalva, pero cuyo apogeo se alcanzó en la carrera presidencial entre Salvador Allende (Unidad Popular), Radomiro Tomic (DC) y Jorge Alessandri (Partido Nacional).

Resulta al menos contradictorio el complejo en cuestión. Este partido, de corte cristiano, cuyo referente es la doctrina social de la Iglesia, sin ser confesional, ha entablado alianza estratégicas con partidos —como el comunista— cuyas bases y principios van abiertamente en su contra y rechazado —salvo contadas ocasiones— a quienes han compartido históricamente en Chile un tronco común.

Nunca he compartido un pensamiento partidario tan menospreciativo como éste. No sirve a la política ni al debate de ideas. Y así lo han entendido amplios sectores. Negar que miembros del partido DC han rechazado en la práctica esta postura es desconocer la historia. Han habido intelectuales y políticos que dentro de sus filas han evitado pregonar slogans fuera de lugar y teniendo un compromiso profundo con el bien común de la Nación, han sabido construir acuerdos y defendido posturas compartidas por amplios sectores de la centroderecha y de la ciudadanía en general.

Sin embargo, hoy vemos la situación contraria. En pleno debate legislativo, se ha generado un verdadero “complejo anti decé” desde personeros de la derecha chilena. La razón es simple: unos pocos DC han elegido cuotas de poder por sobre los propios principios partidarios, abandonando posiciones fundamentales como la defensa irrestricta de la vida humana. Me refiero a los diputados Víctor Torres y Gabriel Silber, quienes han sido férreos defensores del proyecto que legaliza el aborto desde su lugar en la comisión de Salud de la cámara de Diputados. Sitial desde donde no han sabido representar al grueso del partido demócrata-cristiano.

“Unos pocos DC han elegido cuotas de poder por sobre los propios principios partidarios, abandonando posiciones fundamentales como la defensa irrestricta de la vida humana” — Andrea Balbontín

Sin embargo, no podemos meter en el mismo saco a todos los militantes del partido. No debemos desconocer el rol que han jugado importantes líderes pro vida como la ex ministra Soledad Alvear, el diputado Jorge Sabag, los académicos Sergio Micco y Eduardo Saffirio, entre otros.

No es justo extender la crítica a todo un conglomerado por la inconsecuencia de un sector que ha cedido su consideración sobre el valor de la vida a la agenda de una transnacional —International Planned Parenthood Federation— y que ha decidido ser cómplice de una administración que, mandatada por la ONU, busca imponer su agenda ideológica a través de proyectos como el de aborto y el de identidad de género.

No equivoquemos el camino, ni el “anti derechismo” ni el “complejo anti decé” sirven en este contexto. Es momento de sumar y no restar. Si lo que se quiere es hacer una campaña en favor de la vida que sea efectiva y de cara a la ciudadanía, usemos argumentos y desenmascaremos a aquellos falsos demócrata-cristianos que han relativizado el valor intrínseco e inviolable de la vida humana. No ataquemos gratuitamente a un partido cuyas bases han alzado su voz para deslegitimar a dirigentes alejados de sus ideas matrices.

Como ciudadanos, hemos de esperar que los honorables diputados Aldo Cornejo, René Saffirio y Fuad Chahín, miembros de la Comisión Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento, logren dar cuenta de su consecuencia doctrinaria y muestren la mejor cara de la DC a la hora de evaluar el proyecto de ley de “despenalización” del aborto en tres causales, que finalmente —las cosas como son— busca legalizar el aborto en Chile.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s